sábado, 27 de marzo de 2010

No, no soy para ti




Al que pasó por mi vida y simplemente se fue



Soy, el triste recuerdo de una borrachera
El amor que se desvanece
El sabor que permanece
La inocencia que no pudiste robar
Los principios que no pudiste quebrantar
El corazón que lograste destruir
La puerta que lograste abrir
El sentido que pudiste girar
La presencia de una cicatriz
La entrada del horror
El cincel que resquebrajó tu orgullo
Tu más grande reto
Tu mayor decepción
Soy,
El hasta aquí
La que se te fue
La que dejo algo en ti
La que te tortura día a día
La que odia pero te adora
Los cálidos besos en la mañana fría
La mano estirada al despertar
Los gritos en la cama
Los labios al temblar
Las flores en los jardines de Versalles
Las piedras de las fuentes
La humedad de los puentes
El viento que se pega a tu cara y te muerde al cambiar la dirección
Soy
El canto antiguo que al verme reconociste
El sentimiento oculto que no puedes descifrar
Tu sueño hecho realidad
Tus pesadillas con sabor a sal
Tu corazón latino en llamas
Tu María de Cresay
Tu París en rojo
Tu rubio éxtasis
Tu desesperación contenida
Tu ternura escondida
Tu potencial en acción
Tu locura
Tus impulsos
Tu tentación
Tu vista en mis ojos
Tu risa en mi garganta
Tus pasos en mi andar
Soy
Los ojos cerrados al besar
La boca abierta al llorar
La inspiración divina
La belleza externa
La confusión interna
Tu deseo sexual
Tu fantasía sensorial
La tristeza que ni con el llanto se alivia
El dolor que nunca se va
La sed que permanece
El hambre que mata
Soy.

Solshine
2 de septiembre de 2008

No hay comentarios: