martes, 31 de enero de 2012

el hijo de puta


Lo conoció en el cine. Estaban los dos sentados juntos por casualidad. El se detuvo un momento a mirarla en la oscuridad. Su belleza inclusive a media luz le había llamado mucho la atención.  Ella nunca lo había visto pero había pasado a su lado muchas veces sin darse cuenta de su presencia. Al salir del cine ella dejó caer su cartera por descuido. El corrió por ella y la alcanzó a la salida. Ella se molestó al sentir a un extraño tan cerca de ella pero el pronto sonrió y aunque ella debió irse se quedó. El extendió la mano y le dijo “creo que esto es tuyo, lo dejaste caer  en el cine”.  Ella revisó la cartera por dentro y el no pudo evitar la morbosidad de observarla por dentro con cuidado. Vio que traía muchos billetes y tarjetas en esa pequeña cartera Louis Vuitton. “¿te conozco?” le preguntó ella frunciendo el ceño y entrecerrando los ojos. Entonces lo recordó: “¡eres el cantante del bar de la esquina del cementerio!”  El sonrió y caminaron juntos, poco a poco se fueron haciendo más cercanos y aunque él era un poco mayor que ella, ella no se sintió amenazada por su edad. Todo era muy emocionante, era un artista, era mayor y era extranjero. La verdad ella sentía que se había enamorado por primera vez. Pasaron algunos meses y él había hecho cosas que ella no le parecían correctas, como que siempre guardaba drogas y alguna vez le había pedido a ella que le guardara drogas de “amigos” de él en su bolsa, poniéndola en riesgo cada vez que un policía los paraba. Sucedió que el hermano del cantante se puso muy enfermo, y al ser extranjeros y no tener seguro médico la cuenta del hospital salió muy cara. No sabemos si el sujeto se acordó de la gruesa cartera de su hermosa novia o si lo estuvo pensando y calculando que angustiado siempre se quejó ante ella de su des fortuna económica. Ella se compadeció y le ofreció un préstamo amistoso, sin intereses ni presiones de por medio. El asintió pero admitió estar muy apenado al tomar el dinero de la chica. Ella tomó dinero de su fondo de ahorro, donde había estado guardándolo desde hace mucho tiempo. No le pareció descabellado tomar todos sus ahorros para prestárselos a su novio que aunque algunas veces se comportaba como cretino y como celoso enfermo, estaba segura que la amaba. En cuanto el cantante recibió el dinero, se sintió conmovido por el hecho y abrazó muy fuerte a su chica, el abrazo se convirtió en un beso y el beso en dos y de repente estaban haciendo el amor. Ella nunca lo había hecho pero se sintió bien aunque un poco atemorizada, al terminar el se levantó  y le dijo con una mueca que debía ir su país de origen a trabajar un tiempo. Ella estaba devastada. El se fue el día siguiente, y ella se dio cuenta que él había planeado esta partida desde hace meses, y que para eso si había tenido dinero. No supo nada de él en tres meses. Y aunque le llamó y lo buscó el no había hecho el mínimo esfuerzo por contactarla. Finalmente un día recibió un mail diciéndole que no sabía cuando regresaría, pero prometió que lo haría. Y que su dinero lo había mandado con su hermano que fuera a buscarlo ahí. Ella sintió pena de ir, pero realmente creyó que fue lindo de su parte haberle mandado el dinero con tantas privaciones que había pasado en su país. Cuando llegó a la puerta, le abrió un hombre que no parecía haber padecido cáncer unos meses atrás y le dijo “¿tú quien eres?” ella le dijo que era la novia del cantante y él le dijo pero eso es imposible. Y ella dijo: “¿por qué es imposible?” el hermano del cantante no dijo más y ella quedó tan perpleja que olvidó su dinero y le dijo titubeando “mi dinero.” Y él le dijo “aquí no hay dinero”. Y le cerró la puerta en la cara. Pasaron meses y el cantante nunca regresó. Dos meses después conoció a una amiga que conocía su cantante. Y le dijo ese era mi novio, pero se fue y nunca supe de él. Ella le dijo que hace cuando habían sido novios, y cuando le respondió la mujer se quedó helada. “¡dime! ¿Por qué te pones pálida que sabes de él? “arqueó las cejas la tomó de los dos hombros y le dijo sin piedad: “ese es casado, se casó hace como seis meses cuando se regresó para su país. Entonces la chica se dio cuenta de todo. El había usado su dinero para casarse con otra estando con ella. Cinco años después de salir de tomar un café con sus amigas se lo topó en la calle y la saludó como si nada hubiera pasado. Temblando regresó a su carro y decidió contarle esta triste historia a sus amigas quienes con muchas ganas de matar al cantante se quedaron. 

No hay comentarios: