domingo, 3 de marzo de 2013

de cómo son las cosas

Existen tres acontecimientos que anteceden en mi vida un cambio brutal
1. Una lluvia de estrellas.
2. La muerte de una de mis mascotas
3. Un encierro ermitaño casi asceta.
prolífico y benéfico el ciclópeo tornar a pesar de la forma en que arriba
los astros se mueven como las moléculas de mi cuerpo, se renuevan las células
siempre soy la misma pero nunca doy de lo mismo
así como incandescentes dan la vuelta al cielo anuncian la llegada de algo que se queda
la partida de un pedazo de mi corazón parece que me envía la regeneración inevitable
las lágrimas de la ausencia limpian el camino para que venga algo mejor
la soledad es mi filtro de pensamientos oscuros
como las serpientes dejo la piel para irme de lleno y con la frente en alto a lo que venga

No hay comentarios: