lunes, 22 de agosto de 2016

firestarter


no le temas a la muerte
¿confias en mí? 
las llamas incandescentes dentro de mí no le temen
la electricidad que me das besándome menos
nos encontraremos al otro lado del abismo
¿confiarás en mí? 
el día se consume ante mis ojos
todos nuestros tiempos han llegado
estás justo donde debes estar
“eres caos y paz al mismo tiempo”
el escenario nos lleva a la contemplación
me quemo a cenizas
sin temor a lo que venga ya
¿confías en mí?
te tomo de la mano 
enfrento con los ojos abiertos 
las flamas que me comerán viva
contigo 
confiando en mí 



miércoles, 10 de agosto de 2016

Saturnalia para aniquilar un astro 

I. La convocatoria 
Muy fina es la congregación, un gran desfile de cabrones
besar sapos ahora tiene un sentido mas maligno
la meta final es abatir mi luminoso espíritu
el odio colectivo siempre es mas fuerte

II. La adoración
las ofrendas: fotos de desnudos, cartas de amor y lencería
mis dos ojos verdes en una bandeja de madera se pudren
entre dedos, mechones rubios que alguna vez emanaron de mi cabeza
un anillo con una turquesa en corte oval
se estrechan las manos sonriendo familiarmente

III. El ritual 
es mi cumpleaños
10/10
tararean mi nombre corriendo desnudos
deseándome un sufrimiento basto e irremediable 
se respira un perverso éxtasis
un remolino de estrés se detiene
el fuego enmarca sus rostros frenéticos
oleadas de placentera aflicción los invaden
en una visión aparezco como San Sebastián
IV. El banquete
estoy inmóvil, vencida, no puedo gritar
conozco sus voces, alguna vez me dijeron “te amo”
her perdido todos mis dientes y adornan la escena 
la sangre que he chorreado tiñe la madera
se comen el pan con ella 
hay un cocktail hecho de mis lágrimas
brindan por mi derrota 
ponen sus trofeos al centro
desgarran mi cuerpo entre risas y canciones
se juegan mis pezones a la suerte
soy comida para unos gusanos

V. El fuego eterno
mi corazón humea
mi luz no se ha consumido
la incandescencia de mi lucha
chamusca todo a cenizas
la muerte es el camino al asombro 





SOL
2016
 El otro día pensé en el mundo sin mí. Como si yo fuera la gran cosa o algo muy importante para el mundo. Pero lo que quiero decir  es que me imaginé como serían las cosas a gran escala sin que yo exista más. Va a amanecer igual, anochecer, se va a hacer verano, otoño etc todo igual.la bolsa de valores igual en su andar, el tráfico ,... Pero pensè que venían por káiser y yo ya no estaba, o que Bongio seguía entrenando a alguien y yo ya no estaba. Que pasaban por la basura y yo ya no estaba. Y que esto no va a hacer diferencia a nadie en verdad, quizás las personas que me tienen aprecio me extrañen un tiempo o les de lástima que me colgué o me di un tiro antes de cumplir  treinta. Que digan " pobre si veía bien loca pero jamás me lo imaginé". Porque sólo ven lo de afuera no saben que guardo emociones, sentimientos y sobretodo pensamientos que abastecen de poder a un monstruo dentro de mí. Igual mis libros, zapatos y demás pertenencias aquí se van a quedar, inertes sin mí. Igual un día alguien ve mis escritos y le gustan y los pública y van a apreciarme como alguien innovador en la escritura cuando yo ya no esté. Igual y haré falta pero eso será cuando yo ya no esté.







De como me electrocuto estando contigo

Nos desvestimos el uno al otro a veces más rápido, a veces más lento, admirando nuestros atributos a media vista, al sol o simplemente excitando el momento que viene a formar la carga eléctrica en donde la atracción es titánica. Nos fundimos piel contra piel como para que esto detenga todo el infinito que posemos en nuestras manos en nuestros labios, en nuestras lenguas y en nuestra frente mandando una electricidad estática cargada por nosotros; dos materiales distintos que se frotan y forman esta carga sensorial eléctrica. 

El generador de esta electricidad; nuestro deseo mutuo. Los motores ígneos ; la atracción que sentimos transmutando la fusión nuclear en esta combustión química que hacemos cada vez que estás dentro de mí. Una explosión que es una pequeña muerte pero se siente tan bien porque es un reflejo de algo que es muy tuyo pero también de algo que es muy mío. 

Nuestro campo eléctrico es inescrutable mientras existe y está cargado de todo el espacio que vive dentro de ti y dentro de mí. Tu lengua como una tiza hirviente desata oleadas placenteras electromagnéticas que marcan en mi mente latigazos incandescentes.  Tus dedos recorren mi piel dejándola tensa y sensible. Porque entonces buscas la luz y yo me enciendo en llamas amarillas, naranjas, verdes y azules. Tus manos cálidas toman las mías y las detonaciones comienzan a viajar entre mi sangre caliente y mis brazos, con tus manos arriba, abajo, dentro y afuera cruje el chispeante rayo de la explosión. Con cada movimiento de nuestras caderas, el magnetismo de nuestros labios va de tu saliva a la mía mezclándose en una partícula sub atómica chispeante de vehemencia apasionada;  en las yemas de nuestros dedos; un calor irreversible conduce la energía eléctrica desde mi centro, tu centro. Abiertos de par en par los muslos se preparan para el reflejo eterno encausado en un momento terrenal, no existe nada que albergue tanta eternidad en un momento como esto, como nosotros, como hoy. Es un acto tan violento que es tranquilo, por un momento agarraste mi alma con los dedos y salió de ella un trino de éxtasis.

El sentimiento se atasca en la piel, para portarlo como una vestimenta de la cual te sientes orgulloso. Un escudo, con el que viajamos por el día como si fuéramos invencibles, tus ojos en los míos, mis ojos en los tuyos, con el olor atrapado en las fosas nasales, hasta la siguiente vez que reventemos átomos juntos la electricidad va corriendo como hormigas asustadas dentro de nuestras venas. 


SOLSHINE2016